Nota Editorial

7

La revista de derecho público nació bajo el signo de la Constitución de 1991 y de lo que, con ánimo más predictivo que polémico, se denominó el nuevo constitucionalismo.

Un lustro después, pocos se atreverían a sostener que la Carta de 1991 no generó una transformación radical en la manera de pensar el derecho constitucional en Colombia.

Este número de la revista es un reflejo de algunos aspectos de esa transformación. No es sorprendente que así sea, puesto que su director ha sido uno de los más activos promotores de este cambio, tanto desde la academia como durante su notable paso por la Corte Constitucional.

La selección de ensayos indica una sintonía permanente con los temas prioritarios de la agenda política nacional, como la lucha contra la corrupción y la financiación de las campañas presidenciales. Este interés por apreciar y reflexionar sobre la inmersión del derecho en nuestra realidad, no implica, por supuesto, dejar de lado análisis de temas cruciales de la filosofía política pertinentes en el contexto colombiano, como el del liberalismo frente a la diversidad cultural. Lo importante a resaltar en este caso, es que dentro del nuevo constitucionalismo la teoría nutre la resolución de problemas concretos, y que es allí donde reside su trascendencia.

Recogiendo el interés del nuevo constitucionalismo en revalorizar el rol y el poder del juez, varios ensayos se ocupan del tema. Los asuntos tratados son de enorme relevancia, como el activismo judicial, la argumentación, los límites al poder del juez constitucional y los procedimientos que llevan hasta el juez constitucional casos concretos. En los estudios sobre la doctrina de la Corte Constitucional subyacen estos asuntos que, después de tantas décadas de controversia, siguen despertando opiniones encontradas, particularmente cuando el valor en juego es el de la igualdad.

Este análisis doctrinal tiene el mérito adicional de mostrar la evolución de la posición de la Corte Constitucional sobre uno de los principios más difíciles de interpretar y respecto del cual la Corte Constitucional ha señalado parámetros, tests en la terminología anglosajona, útiles para todos los jueces de la República.

En los próximos números de la revista, los ensayos sobre la evolución de la jurisprudencia de la Corte Constitucional y sobre determinados fallos de especial importancia de las altas cortes, ocuparán un mayor espacio. Serán esta expresión de esta faceta del nuevo constitucionalismo, la cual es una temática central del Observatorio de Justicia Constitucional. Recientemente creado en la Facultad.